Descripción del itinerario

GEA DE ALBARRACÍN- ALBARRACÍN-BEZAS-GEA DE ALBARRACÍN.

Cuando el visitante se adentra en la Sierra de Albarracín desde las extensas planicies cerealistas de la parte alta del Valle del Jiloca, por laberínticas carreteras rodeadas de enormes cortados calizos, tiene la sensación de haber llegado a una tierra diferente.

La primera localidad que encontrará a su paso será Gea de Albarracín, puerta de entrada a la Sierra desde el Levante, dónde vale la pena callejear por lo que se supone un importante núcleo morisco que bien pudo servir como defensa de la vecina Ciudad de Albarracín ante cualquier intento de invasión.

Desde la propia localidad parten dos itinerarios para visitar el interesante Acueducto Romano que mantiene otros tres tramos visitables entre Gea de Albarracín y el Castillo de Santa Croche, remontando el río Guadalaviar entre los cortados cincelados por el curso fluvial dónde continuaremos la ruta hasta la localidad de Albarracín.

Ya en la localidad de Albarracín, cruzaremos el puente sobre el río Guadalaviar, que configura la morfología tan peculiar de esta Ciudad, para buscar la pista forestal asfaltada que nos adentrará en los extensos bosques del Paisaje Protegido de Pinares de Rodeno en los que, aparte de unos paisajes espectaculares en los que domina la roca en combinación con el bosque, podremos visitar el arte rupestre levantino declarado Patrimonio de la Humanidad. Continuando la carretera llegaremos hasta el Centro de Interpretación del Paisaje Protegido de Pinares de Rodeno (Dornaque), punto de información y partida de varios senderos. Desde este punto, y si disponemos de vehículo de campo tenemos la opción de visitar Peña de la Cruz (una de las mejores panorámicas de la Sierra) y la cercana Laguna de Bezas. A 4 Km está la localidad de Bezas y de camino encontraremos, junto a la carretera, el mirador de la Tajadas que da acceso a otro de los conjuntos de arte rupestre.

Desde el Centro de Interpretación de Dornaque regresaremos dirección Albarracín y a 2Km encontraremos la pista forestal asfaltada que nos conducirá de nuevo hasta la localidad de Gea de Albarracín.

Itinerarios y puntos de interés

Descarga del mapa

https://drive.google.com/open?id=1LPsFXUfta19kb0qtn0hF9H4vjRg&usp=sharing

Senderos

Sendero SL-TE 48

Es un recorrido sencillo pero con tramos de sendas de piedra, escaleras, puentes colgantes y pasarelas colgadas. La ruta bordea la ciudad de Albarracín por las orillas del río Guadalaviar, en el recorrido se contempla una vista diferente de Albarracín, las murallas y contr fuertes, la Torre de Doña Blanca, las casas, así como sus huertas, norias y el Molino del Rey. Desde el paseo existen varios enlaces para conectar la ruta con el casco urbano.
http://senderosturisticos.turismodearagon.com/ruta/ficha/2080

Sendero PR-TE 117

Sendero circular, que transcurre por el barranco del Cabrerizo, en el Paisaje Protegido de Pinares de Rodeno. Una rica y variada vegetación, combinada con formaciones de roca de rodeno sorprenderá al visitante, hasta alcanzar las pinturas rupestres del Navazo, uno de los conjuntos más interesantes y numerosos.

S1 Albarracín – Área recreativa del Navazo

Sendero PR-TE 115

Sendero circular, su primer tramo coincide con el SL-TE 20, conduciendo al visitante por un pinar que preserva antiguas construcciones de resineros, hoy convertidas en refugios. Paso a paso, el visitante se adentrara en un bello valle de Sabinas.

S3 Recreativo del Navazo la Losilla

Sendero SL-TE 20

Sendero circular que transcurre por el pinar de rodeno hasta el abrigo de Cocinilla del Obispo. Este sendero te hará descubrir un arboreto con especies representativas de la sierra.

S2 Pinturas Rupestres

Sendero SL-TE 21

Sendero circular que parte desde el Centro de Interpretación de Dornaque, con fuertes pendientes que recorre bosques mixtos en pleno corazón del Paisaje Protegido de Pinares de Rodeno.

S4 CI Dornaque – Pieza Llana

Sendero SL-TE 22

Este recorrido parte del centro de interpretación, siendo circular, atraviesa el barranco de las Tajadas con interesantes corrales aprovechando las formaciones rocosas y pinturas rupestres, ascendiendo al mirador de la Peña del Hierro.

S5 CI Dornaque – Barranco de las Tajadas y Peña del Hierro

Sendero PR-TE 116

Largo recorrido circular, que parte del C.I. de Dornaque hasta llegar a la Laguna de Bezas. A lo largo del camino un mosaico paisajístico que asombrará al visitante.

Sendero ecuestre no homologado – C.I. Dornaque – Laguna de Bezas

Sendero PR-TE 1

Sendero lineal que comienza en la localidad de Bezas, prosigue en dirección norte hasta Gea de Albarracín, más adelante toma dirección oeste, coincidiendo con el Camino del Cid, hasta la ciudad de Albarracín. Tiene continuidad hasta Guadalaviar.
http://senderosturisticos.turismodearagon.com/ruta/ficha/2078

Sendero PR-TE 5

Del pueblo de Albarracín parten muchas sendas que nos llevan a descubrir lugares de la geografía turolense, una de éstas es la que se dirige a Saldón. Al principio el recorrido es compartido con el GR 10, pero una vez adentrados en el cañón, el PR toma un desvío a la derecha, internándose por unos metros en la maleza, se sale del cañón por ese lateral siguiendo las marcas blancas y amarillas, las cuales nos guiarán hasta Saldón.
http://senderosturisticos.turismodearagon.com/ruta/ficha/504

Pinche aquí para enlace a google maps:

https://drive.google.com/open?id=1e1yeSFAilX28rfXW8j_VRq_GEck&usp=sharing

Sendero GR 10: Etapa Bezas-Albarracín

(coincide en gran parte del trazado con los senderos del Paisaje Protegido de Pinares de Rodeno descritos anteriormente). Larga etapa senderista de gran atractivo que atraviesa el Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno. En su inicio, el GR 10 remonta el barranco de Las Tajadas o de Dornaquejos, con enlace a las pinturas rupestres, y llega hasta el Centro de Interpretación de Dornaque (visita recomendada). Remonta por trochas entre areniscas hasta el mirador del Alto del Puerto y luego desciende de nuevo hasta las pinturas rupestres del Prado del Navazo y el centro de recepción de visitantes, donde se puede acceder a los numerosos abrigos con pinturas rupestres. Por último, desciende por el barranco del Cabrerizo, enlazando con el sendero PR-TE 5 a Saldón, hasta desembocar en la carretera, a escasos metros del barrio del Arrabal de Albarracín.
http://senderosturisticos.turismodearagon.com/ruta/ficha/1729

Camino del Cid

El Camino del Cid es un itinerario turístico cultural que atraviesa España de n roeste a sudeste y sigue las huellas literarias e históricas de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, el famoso caballero medieval del siglo XI. Entre Albarr cín y Gea de Albarracín trascurre parte del Itinerario denominado Las Tres Taifas.
http://www.caminodelcid.org/rutas/las-tres-taifas-btt—mtb-553618/

Parque Cultural de Albarracín

El conjunto de manifestaciones rupestres prehistóricas es, sin duda, el principal valor del Parque Cultural. Existen dos conjuntos de representaciones pictóricas rupestres en Albarracín y Bezas. El sendero del Parque es una ruta lineal de senderismo, de más de 70 kilómetros, que une todas las localidades que forman el Parque y pasa por los principales lugares de interés como son los abrigos con Arte Rupestre, los parajes del río Ebrón en Tormón o el paisaje kárstico de Pozondón.

 

Entorno natural de la ruta

Geomorfología y Paisaje

A lo largo del recorrido destaca la variedad y constantes cambios de paisajes que el visitante se irá encontrando.

Este itinerario es una clara muestra de la Sierra de Albarracín como catálogo de rocas y morfologías en el que se muestran, casi de manera continua, materiales desde hace 480 millones de años hasta la actualidad. Destacan 3 grandes unidades de Paisaje:

– Cañones del río Guadalaviar sobre materiales carbonatados del Jurásico.

– “El Rodeno”, término local con el que se designa a las areniscas rojas de hace unos 250 millones de años (Triásico inferior).

– Cuarcitas y Pizarras Paleozoicas en Sierra Carbonera, las rocas más antiguas y que con su pico a 1537 metros de altitud aparece custodiando la entrada a la Sierra.

A estas tres capas litológicas fundamentales hay que sumarle una serie de estratos de menor entidad, a modo de “sadwich”, pero muy interesantes desde el punto de vista de la estratigrafía, como las dolomías de mares poco profundos o facies Muschelkalk y las caracterizas margas yesíferas versicolores de la facies Keuper, sedimentadas en lagunas costeras y que han suministrado el yeso rojizo característico, tan utilizado por la arquitectura popular de Albarracín. Si a toda esta variedad de rocas le sumamos la orientación de las laderas, las precipitaciones, temperaturas, la presencia de cursos fluviales y microclimas que se generan al abrigo de los numerosos barrancos y el uso antrópico del suelo, nos dará como resultado un cambio constante el el Paisaje Vegetal.

Vegetación

Remontando el río Guadalaviar entre las localidades de Gea de Albarracín y Albarracín encontraremos uno de los bosques galería más interesantes de la Sierra. En función de la proximidad de la corriente, la vegetación se ordena en bandas estrechas y paralelas. Sargales representados por varias especies, choperas de chopo negro, álamo temblón y cano, olmedas y fresnedas, ofrecerán una variedad cromática en el periodo otoñal que hará que el visitante no pueda resistirse a contemplar y admirar. Contrasta la presencia, junto al curso fluvial, de cortados calizos en los que el estrato arbustivo, representado por las especies más mediterráneas de la sierra: espino negro, aladierno, aliagas, hierba de las siete sangrías, tomillos, ajedreas,..va dando paso a la vegetación especializada en trepar por las paredes calcáreas, como la sabina negral, el té de roca o helechos fisurícolas. Ya cuando el terreno se vuelve menos abrupto, aparece un bosque muy interesante de sabina albar, encina y roble quejigo (en las zonas con mayor humedad edáfica), que constituyen la zona más meridional del Lugar de Importancia Comunitaria del Sabinar de Monterde de Albarracín. Los Pinares de Rodeno, declarado Paisaje Protegido, forman una extensa masa de pinar de pino rodeno o resinero fruto de la actividad económica que cayó en desuso hace algo más de tres décadas y que en la actualidad va recuperando sus bosques originales formados por espino albar, guillomo, jarales y brezales, gayuba,… en su estrato arbustivo y bosques mixtos de encina, roble quejigo y marojo, pino rodeno y pino silvestre o albar, éste último relegado a las zonas más húmedas. En los barrancos destaca la presencia de especies como el acebo, avellano o mostajo.

Para lo aficionados a la botánica, vale la pena recrearse en la presencia de numerosas plantas interesantes presentes en ambientes salinos y rupícolas, presentes a lo largo del itinerario.

Fauna

En función de los diferentes ecosistemas y la época del año, tenemos la posibilidad de observar fauna a lo largo de nuestros itinerarios si mantenemos todos nuestros sentidos alerta.

El los cortados rocosos y con la ayuda de los prismáticos podremos observar águila real, alimoche, halcón peregrino, roquero rojo y solitario, vencejo real y avión roquero como aves más destacadas. Si miramos con detalle por el suelo no será difícil dar con alguno de los reptiles presentes como eslizón ibérico, lagartija colilarga, cenicienta o ibérica o alguna de las culebras presentes como la lisa meridional, escalera y bastarda. Con algo de suerte también la respetable víbora. En cuanto a los mamíferos, la cabra montés, el lirón careto y la garduña. Ya en ambientes acuáticos cabe destacar la presencia de la nutria, culebra viperina y de collar, el mirlo acuático y la trucha como indicadores de la calidad de las aguas.

Metidos en el bosque el Corzo, el gato montés, el tejón, multitud de pequeñas aves insectívoras, gran variedad de murciélagos forestales, lagarto ocelado, ardilla, y un largo etcétera, acompañaran nuestros paseos (con su observación directa o a través de rastros y señales) por los numerosos senderos habilitados en los pinares de rodeno.

En cualquiera de los ambientes mencionados, nos sorprenderá la presencia de numerosos insectos que mantienen buenas y variadas poblaciones en todo el ámbito serrano a pesar de su retroceso en otras zonas geográficas peninsulares

Municipios de la ruta

Gea de Albarracín

Nada más salir el río Guadalaviar del estrecho cañón que comienza en las cercanías de la ciudad de Albarracín, el valle se ensancha permitiendo la existencia de una amplia vega, junto a la cual se ubica la localidad. A lo largo del término municipal discurre un antiguo acueducto, la mayor parte del cual ha sido excavado en la roca. Debía de partir desde la base del castillo de Santa Croche, después continuaba por el barranco de los Burros, donde aún se mantiene un buen tramo excavado, posteriormente seguía hasta Cella.

Las recientes investigaciones arqueológicas parecen confirmar la datación romana que tradicionalmente se le ha atribuido a esta impresionante obra.

El casco urbano de Gea de Albarracín, se ubica en llano, junto a la margen izquierda del Guadalaviar. En uno de los extremos de la calle Mayor se localiza el templo parroquial, dedicado a San Bernardo del siglo XVII. Existen también algunas casonas nobles como la llamada casa Grande o casa de los Reyes de Aragón. A la entrada del pueblo se encuentra el convento del Carmen, cuya obra finalizó en 1705. Junto a este convento, adosada al antiguo cementerio, se sitúa la ermita de San Roque. Un poco retirado del pueblo, ya en la huerta, se levantó el convento de Capuchinos, cuya licencia de fundación se concedió en 1752. La iglesia, un excelente ejemplar rococó, pudo ser empezada unos años antes, en 1735.

Albarracín

La ciudad ocupa un meandro encajado del río Guadalaviar, quizá su proximidad al agua le han proporcionado abundantes asentamientos prehistóricos que han plasmado con pinturas rupestres levantinas interesantes escenas de animales que convivieron con los primeros pobladores de esta encantadora ciudad; aunque su mayor reclamo son sus callejuelas empedradas y empinadas, los balcones o voladizos que casi se juntan de una casa a otra, el color rodeno de sus casas y las maravillosas vistas que regala desde el envidiable emplazamiento que ocupa. Un paseo por su casco urbano nos descubre joyas de la arquitectura como la catedral del sigo XVI, heredera del estilo gótico levantino, unido a ésta se encuentra el palacio episcopal, que actualmente es el Museo Diocesano. La plaza Mayor, con sus porches y ventanales, nos hace revivir tiempos pasados. Recientemente se ha restaurado el castillo de la ciudad que conserva sus murallas desde la que se observa una señorial perspectiva. Callejear por Albarracín es descubrir siempre un rincón nuevo, una casa con algún detalle, como la casa de la Comunidad, la casa de la Brigadiera o la casa de los Navarro de Arzuriaga reformada en el siglo XVIII con fachada de elementos de influencia andaluza debido a las relaciones establecidas por la trashumancia.

Bezas

El paisaje vegetal de esta localidad está dominado por el extenso bosque de pino rodeno, en el que todavía se observan huellas del que hasta hace pocos años fue el aprovechamiento principal de este pinar, el resineo; su sotobosque cuenta con presencia de quejigos, majuelos, enebros y algunos rebollos. Este ambiente vegetal esconde ciertos tesoros, como por ejemplo, varios abrigos con pinturas rupestres, entre los que destacan el covacho del Huerto y la Paridera los estilizados cuervos blancos. Al sur de la localidad destaca el paraje de la Peña de la Cruz, con un mirador que permite apreciar la extensión y belleza de los bosques de la sierra y las caprichosas formas de las areniscas, así como su Laguna. También se encuentran cerca Las Tajadas, al lado de las escombreras de las antiguas explotaciones mineras, desde allí se ven formaciones de piedra arenisca redondeados por el tiempo, junto a pinos que se introducen en las fisuras de las rocas, complementando así un paisaje singular que forma parte del Espacio Protegido de los Pinares del Rodeno. Dentro de la localidad destaca la iglesia de la Visitación de Nuestra Señora, de finales del siglo XVI, es un sencillo templo de una nave cubierto con bóveda de medio cañón con lunetos. La entrada está precedida por un atrio. La torre, situada a los pies, es de planta cuadrada y posee un solo cuerpo, con un solo vano en cada cara.