Albarracín. Teruel

Albarracín. Teruel

Albarracín, el pueblo más bonito de España. Ciudad eterna, que sorprende por el encanto de cada uno de sus rincones. Balcones y detalles de forja, calles de piedra, callejones estrechos con casas de arquitectura caprichosa, monumentos históricos y el característico color de sus casas hacen de Albarracín un lugar de obligada visita.

Dónde dormir en Albarracín

Dónde comer y tomar algo en Albarracín

Otros servicios en Albarracín

Qué ver en Albarracín

La ciudad ocupa un meandro encajado del río Guadalaviar, quizá su proximidad al agua le han proporcionado abundantes asentamientos prehistóricos que han plasmado con pinturas rupestres levantinas interesantes escenas de animales que convivieron con los primeros pobladores de esta encantadora ciudad.

Su mayor reclamo son sus callejuelas empedradas y empinadas, los balcones o voladizos que casi se juntan de una casa a otra, el color rodeno de sus casas y las maravillosas vistas que regala desde el envidiable emplazamiento que ocupa.

Un paseo por su casco urbano nos descubre joyas de la arquitectura como la catedral del sigo XVI, heredera del estilo gótico levantino, unido a ésta se encuentra el palacio episcopal, que actualmente es el Museo Diocesano. La plaza Mayor, con sus porches y ventanales, nos hace revivir tiempos pasados.

Recientemente se ha restaurado el castillo de la ciudad que conserva sus murallas desde la que se observa una señorial perspectiva.

Callejear por Albarracín es descubrir siempre un rincón nuevo, una casa con algún detalle, como la casa de la Comunidad, la casa de la Brigadiera o la casa de los Navarro de Arzuriaga reformada en el siglo XVIII con fachada de elementos de influencia andaluza debido a las relaciones establecidas por la trashumancia.

Vídeo de Albarracín

Albarracín desde el aire

Fotos de Albarracín

Rutas por Albarracín y su entorno

Para descubrir el entorno de Albarracín te recomendamos esta ruta:

Mapa de Albarracín

Planifica tu viaje a la Sierra de Albarracín

¡Comparte con tus amigos!
Comparte en Facebook Comparte en Twitter