Viaje con encanto por la Sierra de Albarracín (Teruel)

Viaje con encanto por la Sierra de Albarracín (Teruel)
Blog Experiencias

Imagina un lugar donde perderte, donde caminar entre estrechas callejuelas con detalles de forja y balcones imposibles. Visitar el pueblo más bonito de España. Perderte por senderos tranquilos y llegar a una impresionante cascada.

Imagina un lugar lleno de encanto, de magia…

Turismo con encanto

Imagina dormir en un hotelito especial, con una decoración cuidada y detalles de esos que te dejan sin aliento. Comer y disfrutar de cada bocado, descubrir sabores nuevo o revivir viejos aromas olvidados de tu infancia.

Y es que, si buscas un destino con encanto, ¡no te puedes perder la Sierra de Albarracín!.

Aquí el tiempo pasa despacio, las calles son tranquilas y la naturaleza rige el ritmo. Puedes pasear al lado del río, con calma, o perderte por las callejas de un pueblecito con encanto. Oir tus pasos al caminar y encontrar tu espacio.

 

Hoteles con encanto

Posada de Santa Ana

La Posada de Santa Ana

Si buscas un hotel con historia, que en sus paredes conserve el sabor de los oficios que albergó en su pasado o de los personajes que en él se alojaron, has llegado al lugar perfecto.

Los abundantes pastos de la Sierra de Albarracín mantuvieron en siglos pasados una importante cabaña ganadera, organizada entorno a la Mesta de la Sierra. Distintos testimonios hablan de la excelente calidad de su lana que en algunos casos se exportaba a Italia y en otros desarrolló una importante industria textil en la zona, fruto de la cual han llegado hasta nuestros días edificios con el sabor de los oficios que albergaron en su pasado. Queremos contaros algo más sobre la historia de algunos de nuestros establecimientos, ligados a este pasado ganadero.

Para ello iniciamos el recorrido en la pequeña localidad de Bezas, en cuya entrada, llegando desde la Sierra se yergue el Hotel -Restaurante el Molino de Bezas, un ejemplo de recuperación de edificio tradicional, en este caso un antiguo molino de grano, del que conserva todavía muchas de sus características originales en su interior.

Si seguimos camino hacia Albarracín, en su entrada desde Teruel, hayamos el Hotel Caserón de la Fuente, construido como su nombre ya nos hace suponer, en un antiguo caserón de más de doscientos años de antigüedad, que fue una fábrica de lanas e hilatura. Gracias a su cuidada restauración se conservan, entre otros elementos, los cárcabos del antiguo molino y podemos ver como discurre el agua por su subsuelo.

Hotel Caserón de la Fuente

Hotel Caserón de la Fuente

 

Y siguiendo con los Molinos, llegamos a uno de los más conocidos El Café Galería Molino del Gato, que honra con su nombre al tío Gato, un famoso gaitero de Albarracín. Esta singular cafetería está ubicada en el molino del puente, datado en el S.XVI., hoy convertido en un exitoso bar de copas que en sus paredes alberga exposiciones temporales de fotografía, pintura y otras artes.

Tendremos que atravesar el túnel que conduce hacia la Sierra y entre los pueblos de Torres de Albarracín y Tramacastilla, encontraremos la afamada Hospedería El Batán. Los Batanes, al igual que los molinos, solían estar próximos al paso de un río de ahí su cercanía al río Guadalaviar. Se utilizaban para transformar los tejidos, en este caso la lana, en otros más tupidos. Del antiguo oficio, poco queda, pero la consecución de la estrella Michelín para su restaurante ha logrado que muchos de los actuales clientes se interesen por los trabajos de la lana.

El Batán

El Batán

 

Pero no todos los hoteles hacen referencia a su antiguo uso, el Hotel Albarrán, volviendo a la bella Albarracín, toma su nombre de su antiguo propietario, un hombre soltero dedicado a las labores agrícolas, esto es lo que significa esta preciosa palabra ya en desuso.
Algo similar sucede con el pequeño hotel La Casa del Tío Americano, que hace referencia a su propietario Ramón Giménez, apodado el Tío Americano al haber pasado parte de su vida en América.

Otros alojamientos nos remiten a la historia de Albarracín y a su pasado ejemplar en torno a la convivencia de judíos, árabes y cristianos. Esas tres culturas son las que ha recreado con esmero en sus seis habitaciones, la Casona del Ajimez.

La Casona del Ajimez

La Casona del Ajimenez

En la cercana localidad de Gea de Albarracín, donde todavía se respira su pasado morisco, el Hotel La Realda, ha recreado ese ambiente en sus habitaciones salpicadas de elementos mudéjares y árabes.

El Hotel Arabia ubicado en un antiguo edificio de piedra de mamposteria del siglo XVII tiene la singularidad de haber sido el convento y colegio de los Escolapios. De hecho, el edificio conserva gran parte de los materiales que se emplearon en su construcción. Y la Iglesia, buen ejemplo de otras que se construyeron en el S.XVIII, dispone todos los espacios internos en un único volumen de paredes lisas y con sólo una simple portada a los pies.

Otra singularidad que encontramos entre nuestros establecimientos es la opción de poder alojarte o comer en el edificio de la Casa Consistorial. La Posada de Calomarde, comparte espacio con el ayuntamiento de este pequeño pueblo.

Casa Grande Albarracín

Casa Grande de Albarracín

Y no queremos terminar este repaso a nuestros edificios con historia sin nombrar Casa Xana en Terriente y la Casa Grande de Albarracín, dos edificios de los S.XVI y XVII, respectivamente en los que destaca la cuidada restauración llevada a cabo por su propietarios que han dado como resultado unos alojamientos ideales para los amantes del estilo y los detalles.

Casa rural Xana

Casa Xana

 

Buscar alojamientos con encanto

 

 

Pueblos con encanto

En ocasiones la belleza de Albarracín eclipsa otras joyas escondidas que jalonan nuestra comarca.

Es difícil escoger entre sus innumerables ermitas, rincones donde una simple parra dota de belleza al lugar, elementos en forja que adornan edificios de sencilla arquitectura serrana….por ello citaremos aquellos que han sido declarados Bien de Interés Cultural (BIC) por el Gobierno de Aragón:

Esta categoría la ostenta el municipio de Orihuela del Tremedal por su trazado urbano y su imponente edificio religioso, la Iglesia de San Millán, dominando el pueblo. El Ayuntamiento renacentista y sus casonas de los S. XVII y XVIII completan armónicamente este conjunto.

Jabaloyas, cuyo conjunto urbano “presenta un notable grado de conservación de la trama viaria y arquitectura propias de una población de carácter ganadero que se configuró en lo esencial entre los siglos XIV y XVI, manteniendo numerosas construcciones de interés de los siglos XV y XVI, y una interesante muestra de arquitectura popular” según se cita en www.patrimonioculturaldearagon.es. Si bien, parte del encanto de esta villa, puede devenir a nuestros ojos por su pasado relacionado con la brujería.

En otros casos, esta calificación sólo recae en algunos elementos de su trazado, es el caso de del Ex convento de la Virgen del Carmen de Gea de Albarracín, aunque a nuestro juicio esta villa (que cada año ensalza su pasado morisco) bien merece un sosegado paseo por sus calles para contemplar el Portal de Teruel, el Convento de los Carmelitas Descalzos, o su amplia vega.

Gea de Albarracín

 

En Terriente están declarados BIC: la Casa Consistorial , uno de los mejores ejemplos de este tipo de edificaciones en la Sierra de Albarracín, en él destaca su balconada de madera y la lonja que todavía conserva ese uso comercial con la llegada semanal de los vendedores ambulantes.
La Iglesia del Salvador, cuyo pórtico no deja indiferente. Algo similar sucede con la Iglesia los Santos Justo y Pastor, en Villar del Cobo, bello edificio renacentista del siglo XVI.

Terriente

Ródenas es otro de esos pueblos imprescindibles si buscas lugares con encanto. Aunque la declaración de BIC también incluye su Iglesia, puede resultar más singular al viajero, su aljibe construido con piedra de rodeno y situado en un bello paraje al final de un desnivel de areniscas; el palomar es otro elemento muy destacable, por su composición y aún más si cabe por la importancia que tuvo en la economía doméstica, cuando la paloma era sustento para los pobladores de esta serranía. Y qué decir de los Lavaderos de Navajo, también tallados individualmente en piedra rodena, nos hacen retrotraernos a la época en que la mujeres del pueblo los frecuentaban. Y así podríamos seguir esta visita por Ródenas, descubriendo sus magníficas casas señoriales, la Iglesia primitiva o allegándonos hasta el paraje de los Tormos o hasta sus grabados rupestres, de difícil localización, lo que los hace más atractivos.

turismo con encanto

Ródenas

Pero más allá de estos ejemplos te recomendamos perderte por el resto de pueblos serranos, en todos ellos encontrarás un rincón digno de contemplar o fotografiar, unos abuelos en un carasol, una ubicación singular, un elemento de forja curioso,….sólo tienes que educar tu mirada para descubrir el encanto de una cultura ancestral en tierras de frontera.

 

El pueblo más bonito de España

albarracin Rincón del Abanico

Albarracín tiene el título, bien merecido, de ser el pueblo más bonito de España. Un pueblo medieval, con calles de piedra, balcones de forja y fachadas con un característico color rojizo en sus fachadas que lo hace único. Andar por Albarracín es todo un ejercicio de contemplación, un juego de descubrir pequeños detalles en cada una de sus casas, un laberinto de calles y callejas que esconden en su interior sorprendentes edificios perfectamente conservados.

Y si buscas un ambiente íntimo, te recomendamos pasear Albarracín un día de invierno, entre semana al caer la noche…el silencio de la noche de invierno tiene una magia especial que te atrapará. Serás conocedor de la verdadera esencia de Albarracín.

Albarracin

 

Paisajes con encanto

El entorno natural de la Sierra de Albarracín sorprende a los visitantes más exigentes. Preciosas cascadas y lagunas fácilmente accesibles, senderos con encanto, miradores espectaculares y una gran variedad de paisajes y lugares sorprendentes.

Paseos únicos en los que encontrar la tranquilidad y la calma que caracteriza nuestra sierra.

En la sección de Entornos Naturales de la Sierra de Albarracín podéis encontrar los paisajes más destacados.

Senderismo Albarracín

Sobre adminalbarracin

La Asociación de Empresarios de la Sierra de Albarracín (Turismo Sierra de Albarracín) agrupa a 60 empresas de esta comarca turolense. Si estás planificando tu viaje, nosotros te ayudaremos; si ya nos has visitado, nos encantará que compartas tus experiencias con nosotros,...