Invierno en la Sierra de Albarracín (Teruel)

Invierno en la Sierra de Albarracín (Teruel)

El invierno es una estación mágica en la Sierra de Albarracín. Nieve, cascadas congeladas, paisajes blancos, una chimenea calentita … y a la vez mucho sol, ya que la provincia de Teruel es una de las que más días de sol tienen al año.

Durante el invierno podrás disfrutar de la tranquilidad de nuestros pueblos y de otros paisajes diferentes. Aquí te proponemos varias ideas para tu viaje en invierno a la Sierra de Albarracín.

Nieve y trineos

Consulta la previsión de nieve, coge tu trineo y ¡ven a la Sierra a disfrutar! Aquí encontrarás rincones estupendos para disfrutar bajando con el trineo o haciendo un muñeco de nieve.

Nieve y trineos

Raquetas de hielo por nieve

Si lo tuyo es el deporte aquí podrás practicar senderismo por nieve o la sensación de caminar con raquetas.

Rutas de senderismo interprepativo y actividades de rastros y huellas

También podrás realizar diferentes rutas de senderismo interpretativo, en las que un guía nos va indicando al grupo las diferentes plantas y animales, o explicando el paisaje.

Y si te gusta aprender sobre animales lo ideal es realizar una actividad de rastros y huellas, en la que vamos a buscar los diferentes rastros que han dejado los animales que viven en el bosque. Es especialmente interesante en invierno, cuando se marcan en el hielo las huellas de los diferentes animales.

Fotografía del hielo

Los amantes de la fotografía encontrarán en la Sierra de Albarracín el lugar ideal para hacer estas fotografías del hielo. Salir a primera hora de la mañana por la Sierra de Albarracín es garantía de éxito para conseguir las mejores fotos.

Observación de aves invernantes

La Sierra de Albarracín acoge a gran cantidad de aves migratorias. Algunas de ellas pasan con nosotros el verano y otras el invierno.

En invierno podemos observar en la Sierra de Albarracín algunas aves muy interesantes como el Mirlo capiblanco, el Zorzal real y el alirrojo, el Picogordo, el Pinzón real, el Escribano cerillo, el Lúgano, el Milano real, el Esmerejón o la Becada.

observacion

Sabinares en invierno

¿Sabías que en la Sierra de Albarracín se encuentra el sabinar más grande de Europa?

El invierno es el momento ideal para visitar estos bosques tan especiales y dar un paseo entre sus enormes sabinas, algunas de ellas con cientos de años.

Las sabinas rastreras forman un paisaje muy singular denominado «piel de leopardo»

Gastronomía: Platos tradicionales de cuchara

El invierno es también el momento de degustar los platos tradicionales de la Sierra. Recetas que sientan tan bien en estas fechas como las sopas de ajo, las legumbres, las migas a la pastora o el ternasco.

En muchos de los restaurantes de la Sierra de Albarracín se conservan las raíces, cocinadas con alimentos de kilómetro cero producidos en los alrededores, y que te harán recordar los sabores de antes con un toque de innovación.

Dormir en un alojamiento con chimenea

¿Te imaginas volver a tu alojamiento después de un día de aventuras en la nieve y sentarte alrededor de la chimenea chimenea? Este pequeño placer lo podrás disfrutar en muchos de los alojamientos de la Sierra de Albarracín, que conservan sus raíces con la tradicional lumbre alrededor de cual podemos sentarnos a charlar y a descansar.

También es posible que lo que te apetezca al llegar sea sumergirte en una bañera con hidromasaje y disfrutar de un baño calentito. Aquí te proponemos los mejores alojamientos con bañera de hidromasaje:

Vivir la sensación de estar bajo cero

Si vives normalmente en una zona cálida es posible que no hayas sentido la sensación de estar bajo cero. La Sierra de Albarracín es un buen lugar para tener esta experiencia, ya que aunque las temperaturas bajan mucho luego hace mucho sol, y nos permite realizar actividades al aire libre.

Si quieres disfrutar de todas estas experiencias, no lo dudes: En la Sierra de Albarracín pasarás un invierno lleno de sorpresas y momentos increíbles.